‘Encontrarás dragones’, traición, santidad y perdón

Al salir de una sala de cine se pueden decir muchas cosas. Pero si a esas sensaciones frescas le añadiera las críticas o las entrevistas al director y actores, el resultado sería menos espontáneo y un poco más aburrido. Además, estas líneas son para quienes no hayan visto la película (no son un spoiler).

Como decía, al terminar una película y meterse en la calle uno a veces se siente arrollado por la realidad. La cabeza aún está entre los fotogramas que acaban de sobreexcitar la retina. En definitiva, si la película ha sido buena,  algo te ha cambiado por dentro.

Sigue leyendo