El último aliento de Freddie Mercury

“I still love you”. Con estas cuatro palabras parece despedirse Freddie Mercury en el vídeoclip de “These are the days of our lives” con un rostro marcado por el SIDA, enfermedad que acabaría con su vida. Dio fin a su vida pero no a su espíritu que estuvo vivo mientras tuvo fuerzas para cantar, según explican sus compañeros de banda Brian May y Roger Taylor en el documental sobre Queen de Matt O’Casey. Su actividad fue tan frenética que en su última etapa gestaron dos discos “Inuendo” y “Made in Heaven”.

Freddie les pedía que compusieran para él todo lo que quisieran que él lo cantaría. El guitarrista y el batería recuerdan esos meses con emoción y cariño. El manager del grupo fue el primero en saber de la enfermedad, directamente por Mercury, pero respetó su voluntad de mantener ajeno al grupo hasta que ya no pudo esconderlo. Afirma que lejos de provocar tensión, la noticia les unió mucho más. Prueba de ello es que todos firmaron juntos todas sus composiciones (motivo de disputas anteriormente al quedarse con los royalties solamente quién figuraba como autor).

Freddie, según cuenta May, decidió vivir sólo para la música sin lamentarse una sola vez de su enfermedad. La actitud vital de Mercury y la solidaridad del grupo choca frontalmente con la actitud de determinada prensa británica que nunca había estado del lado de Queen pero que humanamente dejó aún más que desear buscando fotos robadas del enfermo y especulando cuánto tiempo de vida le quedaría. La presión mediática aumentó después de conocerse que Mercury tenía SIDA hasta el punto que se vieron obligados a marchar al refugio suizo del grupo en Montreaux.

En las últimas sesiones compusieron a toda prisa las canciones del Made in Heaven para que Freddie las cantara aún sin música, sabiendo que no las llegaría a escuchar acabadas. De hecho, una de ellas, Mother Love, la tuvo que terminar Brian May. Freddie no llegó a cantar la última estrofa porque se sintió indispuesto y ya no regresó al estudio.

Sin ánimo de crear un mito alejado del mundo, estamos ante una leyenda de la música. Curiosamente, en el documental se comenta que este era el objetivo de un joven Freddie que reveló al teclista de Smile, el grupo de May y Taylor en sus inicios. Excesos a parte, se trata de un genio de enorme sensibilidad que encontró su lugar en el mundo, vivió al máximo su vida y dejó un legado impresionante.

HEAVMORN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s